martes, 18 de agosto de 2015

Una pintura repelente de orina


En San Francisco, California (costa oeste de Estados Unidos) orinar en público es ya un inconveniente que ha llevado a las autoridades a pintar nueve muros con pintura repelente. 
La pintura, llamada Ultra-Every Dry, crea una barrera de aire en frente de la superficie que "repelerá completamente casi cualquier líquido", según sus fabricantes.
En lugar de escurrir por la pared, el líquido rebota hacia la persona que orina, alcanzando quizás sus pantalones o sus zapatos.
Fue en la ciudad alemana de Hamburgo, donde se empezó a utilizar, con resultados favorables, lo que ha llevado a otras urbes a emplear la pintura.  
El grupo comunitario IG St Pauli de Hamburgo se lanzó a utilizar la pintura para lidiar con el problema en un barrio visitado por 20 millones de turistas al año, señala la BBC de Londres.
En San Francisco, las paredes pintadas tienen la señal de advertencia en inglés, chino y español que dice: "Aguanta! Alíviate en un lugar adecuado".